La Cuenta Regresiva de Ir a Pescar

Solo entre hermanos de anzuelo entendemos la pasión de ir a pescar o la emoción que conlleva esperar el día elegido para poder reencoentrarnos con amigos y conocidos, o con nosotros mismos. Los mates mañaneros para ir reordenando lo que vamos a llevar, porque para ordenar tuvimos los demás días anteriores donde no pudimos contener la ansiedad, son nuestra previa, y así entre risas vamos anticipando la felicidad que se nos aproxima, así no fuesen buenos los resultados en cuanto a pesca en sí se refieran. Porque lo importante no es sólo pescar, sino, más aún, estar pescando…

Amanecer pesca

Una vez que uno tiene todo cargado en su vehículo, fuese cual fuese, o caminando de tener cerca nuestro destino de así preferir, y se va perfilando para despuntar el vicio, va aumentando la adrenalina y ansiedad, y ni hablar al llegar. Ya de por si la brisa fresca y el cambio rotundo de ambiente nos reconforta casi de inmediato, y las charlas mediantes sobre que nos va a funcionar mejor para dar con los peces que buscamos, entre un sinfín de tantos otros temas, las que nos van haciendo “el aguante”.

A medida que van pasando las horas buscamos aprovechar al máxima esa desconexión con las exigencias, tecnologías y estrés de la vida cotidiana, para que al volver podamos ver las cosas de otra manera, quizás con la vuelta de rosca que resuelva los problemas que nos aquejaban. Y aunque parezca que el día y la noche pasaron rápido, los efectos fueron aún mejores y vertiginosos para poder haber “reiniciado” nuestra cabeza.

Así es como siempre vivimos en la cuenta regresiva. Porque la espera no desespera nos enseño la pesca y donde la paciencia, compromiso y respeto con el medio habiente y la vida en sí debe ser virtud primordial, todo aquello que debemos practicar en todos los aspectos de nuestra vida y enseñar y proponer en la de nuestros seres queridos, para ver las cosas de una mejor manera y muchas veces, incluso más prospera.

“La pesca es un descanso para la mente, una alegría para el espíritu, una distracción para la tristeza, un calmante para los pensamientos inquietos, un moderador de pasiones, una fuente de satisfacciones que engendra hábitos de paz y de paciencia en todo aquel que la profesa y la práctica”. Henry Wotton

INICIO

Un comentario el “La Cuenta Regresiva de Ir a Pescar

  1. Excelente, colega!!! Si sabremos los pescadores de cuentas regresivas y de esperas. Y lo mejor es, justamente, que al finalizar una con la concreción de eso tan esperado, ya comienza inmediatamente la siguiente esperando repetir.
    Abrazo!

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: